Nosotrxs vamos recopilando recetas de los lugares por donde vamos pasando, de la gente que vamos conociendo y lo que se nos va ocurriendo de acuerdo con nuestros recursos económicos y de infraestructura. Abrimos la sección: Receta Viajera!

Lo ideal en mi opinión es siempre cargar con una libreta para ir anotando las distintas recetas adquiridas a lo largo de los viajes, aunque todavía no lo puse en práctica (me fío de mi memoria)
me parece algo útil y que debo implementar, ya que los detalles y pequeños tips hacen la diferencia, de cualquier forma tengo la suerte de que me acompañe el sazón viajero y la capacidad de improvisas con lo poco o lo mucho que se tenga 😀

Vale destacar que nosotrxs viajamos con una marmita (ver post “Que llevar y que no“) lo que nos facilita las cosas cuando estamos en lugares aislados, de cualquier modo un conjunto de ollas está bien.

Prueben y después cuéntennos que tal! 😉

Aquí les compartimos la primera receta viajera: Pizza al sartén. Así como lo escuchan (bah, lo leen) se puede hacer perfectamente pizza sobre un sartén y queda deliciosa!

 

Pizza al sartén

Aprendimos esta receta de mano de Juan Flores (amigo viajero) en La Paz, Bolivia.

 

Receta Pizza al sartén

Ingredientes:

  • 3/4 Kg Harina de trigo
  • Levadura (en polvo o fresca)
  • Sal
  • 1 Kg de Tomate
  • Ajo (al gusto)
  • Aceite
  • Especias
  • Opcional 300 gr Queso (nosotrxs hacemos queso de papa o simplemente verduras)

Preparación:

Masa:

Para la masa poner 1/2 kilo de harina en un recipiente (olla, bol o lo que se tenga) de no tener, una superficie plana estará perfecto. Colocamos la harina en forma de montaña y realizamos un pozo en el medio, colocamos una cucharadita de sal, una de aceite, la levadura y un poco de agua.
Mezclamos y vamos agregando agua constantemente hasta conseguir una masa uniforme, amasamos un rato para que tenga una buena consistencia y dejamos leudar aproximadamente 1 hora o lo que sea necesario.

Para realizar la base de pizza tomamos una bolita de masa del tamaño que consideremos (hay que tener en cuenta que el tamaño de las pizzas son en función al sartén que utilicemos) colocamos un poco de harina en una superficie plana y extendemos la masa con un palo de amasar, una botella de vino o cerveza o cualquier objeto cilíndrico que no se rompa con la presión (de no tener nada hacerlo con las manos)

Salsa:

Hay varias formas de realizar la salsa, todas tienen un paso en común que es picar ajo al gusto, calentar un sartén con aceite y freír levemente el ajo.
Opción 1: Rayar el tomate sobre el sartén y freír, esperar que reduzca, condimentar con sal, orégano y pimienta.
Opción 2: Colocan en el sartén caliente con ajo y una buena cantidad de aceite, cocinar hasta que se ablanden los tomates, para después con un tenedor ir aplastando hasta formar la salsa, condimentar con sal pimienta y orégano. Si no se tiene rallador se usan los completos o cortados por la mitad, en cubitos o como se desee (yo prefiero con los tomates enteros o partidos por la mitad)

Para el armado de la pizza se calienta el sartén con un chorrito de aceite, se coloca las pre-pizzas (paso que ya explicamos) y se tapa un rato hasta observar que se haya cocinado levemente y la damos vuelta. Colocamos salsa, rodajas de tomate ajo y aceite, y dejamos hasta que se derrita el queso de papa. Pero básicamente los ingredientes que lleva arriba son a gusto de cada persona 🙂

Es una receta muy rica y dinámica ya que están saliendo pizzas a cada rato, muy buenas para darte un gusto durante el viaje o quedar bien con alguien que te hospeda 😉

 

 

Te sumas?

  • Facebook 
  • Twitter 
  • Instagram  
  • YouTube 
  • Suscribiéndote al blog para recibir en tu casilla de e-mail las nuevas publicaciones (no olvides confirmar las suscripción en tu bandeja de entrada)

Gracias por visitarnos!