Luego de quedarnos unos días en Purmamarca, nos fuimos en dirección a Humahuaca. Dejamos las mochilas en el guarda- equipajes de la Terminal de Ómnibus y nos fuimos a almorzar. Teníamos el dato de un lugar en el que nos podíamos hospedar gratis a cambio de un alimento no perecedero. No estábamos preparados para lo que nos esperaba en dicho lugar…

El famoso lugar de Raúl

“El castillo de Raúl Special” (nadie sabía bien su apellido). Todas las historias de este hombre coincidían en que era europeo, que se había cansado de su vida en el viejo continente y que se había comprado una casa en Humahuaca.
Cuando por fin dimos con la casa y nos encontramos con el famoso Raúl. Nos dimos cuenta que lo de castillo era irónico. Nos invito a su casa y nos hizo leer en voz alta una especie de “normas generales de convivencia”. Se especificaba que “el no era responsable de cualquier acto o agresión que allí se pudiera suscitar y que éramos libres de tomar y consumir cualquier droga, mientras tiremos el humo por la ventana”.
Nos percatamos rápidamente que ya estábamos siendo observados por otros huéspedes de la casa. Nuestro acento porteño y nuestra cara de nenitos nos ponía en clara desventaja. Un hombre se acerca a Camilo y le dice que el tronco en el que estaba sentado era suyo, que tenía su nombre. Por lo que decidimos que, a pesar de la buena predisposición de tal hombre, no queríamos tener problemas con nadie y nos fuimos a buscar un camping. Más tarde nos enteramos de que en ese lugar habían sacado cadáveres producto de riñas callejeras.
Plan B Viajero Humahuaca

Vista de Humahuaca desde lo alto

 

El mejor lugar para acampar en Humahuaca

Por suerte, luego de un buen rato de buscar, dimos con un hombre que nos indicó que fuéramos donde la familia Ramos. A un kilometro del pueblo y entre caminos de tierra, nos encontramos por fin, con Doña Rosa. Doña Rosa y su marido Asunción pertenecen a pueblos originarios, más precisamente, son Omaguacas. El epicentro de esta cultura fue la Quebrada de Humahuaca, y por ser un punto estratégico se resistieron a invasiones incas y españolas. Esos terrenos actualmente son muy deseados por empresarios para realizar cabañas y complejos habitacionales, la misma Doña Rosa se enfrentó a unos hombres que quisieron echarla de su propia tierra, luchando directamente cuerpo a cuerpo con ellxs.

 

Plan B Viajero Humahuaca

La vista a La Quebrada desde el Camping

 

El camping estaba junto a su casa, muy cuidado, repleto de árboles y con una bella vista a la quebrada. Durante los días que nos quedamos ahí disfrutamos y aprendimos mucho. Asunción era todo un letrado y cuando nosotrxs arribamos estaba realizando su tesis en relación al secuestro y asesinato de Moctezuma, Doña Rosa por su lado, se encargaba de dar clases en una escuela y de mantener vivo el legado del tejido (en peligro de desaparecer por las razones que explicamos en el posteo anterior). Nos llenaron de experiencia y nos pusieron al tanto de su situación actual y de lo mucho que les cuesta ser reconocido como cultura viva, aún cuando por su labor, Doña Rosa fue premiada por la Presidencia de la Nación. Nos contaron desde como realizaban dulce de leche con el fruto de un árbol (el churqui, sagrado en su cosmovisión) hasta shampoo con uvas. Con ellos pasamos la navidad (aunque de todxs lxs que allí estábamos a nadie le interesaba tal fecha) comiendo sandwichitos. También por su sugerencia fuimos a un pueblo cercano a vislumbrar pinturas rupestres de miles de años de antigüedad.

 

 

Plan B Viajero Humahuaca Coctaca

Llegada a Coctaca

Plan B Viajero Humahuaca Coctaca

El pueblo parecía fantasma!

Plan B Viajero Humahuaca Coctaca

Desayunando en Coctaca

 

Así es como y por consejo de ellxs, nos fuimos una mañana bien temprano a Coctaca, un pueblo a 10 km de Humahuaca, en el que se puede encontrar la expansión más grande de ruinas y cimientos de la cultura Omaguaca. El pueblo parece fantasma y nosotrxs aparecíamos en la escena de los habitantes locales como unos completos extraños. El arte rupestre no se encuentra fácilmente accesible, no hay carteles ni mapas. Por lo que decidimos hablar con una de las personas locales para llegar a destino, nos guió un niño que no tenía más de 10 años. Después de una caminata de más de dos horas montaña arriba hallamos por fin, a 3800 m.s.n.m, el paredón cubierto de pinturas rupestres. A simple vista imperceptibles por el deterioro natural de los agentes de erosión y en parte, también, por el saqueo de segmentos rocosos con motivos rupestres ¡Realmente es una experiencia que les recomiendo no dejen pasar! También les sugiero que visiten otro abrigo en el mismo pueblo con grabados rupestres, al que por una cuestión de tiempo, no pudimos ir.

 

Plan B Viajero Humahuaca

Cimientos de la antigua civilización Omaguaca en Coctaca

Plan B Viajero Humahuaca Arte Rupestre

La vista llegando al abrigo de Arte Rupestre

Plan B Viajero Humahuaca Pintura rupestre Coctaca

Pintura rupestre Coctaca

Plan B Viajero Humahuaca

Representación de la llama

Plan B Viajero Humahuaca arte rupestre

Representación de llamas (en Coctaca)

Humahuaca fue la experiencia más enriquecedora, divertida y variada de todo el Norte Argentino, y cuando vayan, no dejen de pasar por el Mercadito de la ciudad (junto al puente) donde encontrarán las empanadas más sabrosas y económicas y donde podrán sentarse y disfrutar de una amena charla con lxs trabajadores locales de igual a igual. Así es, como después de estar una semana partimos rumbo a La Quiaca no sin antes recibir la bendición de Doña Rosa: Que la Pachamama lxs acompañe.

Plan B Viajero Humahuaca arte rupestre

El cactus mas grande que vimos !!! (Coctaca)

 

 

Te sumas?

 

Nos encuentras en:

  • Facebook 
  • Twitter 
  • Instagram 
  • YouTube 
  • Suscribiéndote al blog para recibir en tu casilla de e-mail las nuevas publicaciones (no olvides confirmar las suscripción en tu bandeja de entrada)

Gracias por visitarnos!