Subir
plan b viajero, turismo sustentable, semuc champey

Para llegar a Semuc Champey bajando el sol tuvimos que salir del Lago Atitlán a las 6 de la mañana en los denominados “shuttle” o TPT (trampa para turistas) te enganchan con la excusa de que vas a llegar a destino más “cómodo y directo”. Pero en realidad no es así, al final terminas viajando en una combi pequeña y de las incómodas. Nos hicieron cambiar dos veces de transporte y terminamos viajando con personas muy poco predispuestos a socializar. El viaje resulto interminable! hasta que por fin y ya entrada la tarde llegamos a Lanquín.

Lanquín es un municipio del departamento de Alta Verapaz en la República de Guatemala. Se encuentra habitado por la comunidad maya llamada K’iché y su aldea es conocida con el nombre de “semil”. La comunidad indígena es una parte fundamental en la economía local puesto que agricultores, guardabosques, artesanos (que vendían artesanías de verdad, no traídas de China) y hasta guías son mayas. Y lo destaco porque es uno de los lugares más turísticos de Guatemala, y me encanta saber que parte de las personas que se ven beneficiados con esos ingresos sean las comunidades indígenas.

 

plan b viajero, semuc champey, hotel utopia semuc champey

Utopía Eco hotel

 

El paisaje es hermoso! muy tropical, rodeado de sierras completamente verdes. Llegando al pueblo decidimos hospedarnos en algún hostal más inmerso en la selva, y más cercano a la Reserva Natural Semuc Champey. Elegimos el Utopía Eco Hotel y dormimos en hamacas por 30 quetzales (3 dólar y medio) El lugar tenía una vista increíble y las personas muy amables. Dormíamos plácidamente escuchando el sonido del río y de los animales, además el lugar contaba con un buffet de comida vegetariana deliciosamente exquisita (para los que no son vegetarianxs, les digo que la comida NO es una ensalada y que el plato es muy abundante)

El único problema de dicho hostal es que como está muy alejado del pueblo. Por lo estas supeditado a comer y/o comprar solo lo que te ofrecen en el lugar y al precio que está allí, pero si lo que buscan es estar en contacto con la naturaleza: ese es El Lugar!

Como llegamos avanzada la tarde a Utopía esperamos hasta el día siguiente para ir a Semuc Champey. Decidimos ir caminando, son 3 kilómetros aproximadamente y a nosotrxs nos llevó 20 minutos caminando a buen ritmo, es importante llevar agua para esta caminata bajo el sol, ya que el calor y la humedad en la región es intenso.

 

plan b viajero, semuc champey lanquin

Llegando a la Reserva

 

Llegando al parque estábamos algo cansados, aun así decidimos seguir la caminata al mirador. El camino es una subida entre la selva, los escalones son de piedra y en algunas partes escaleras de madera, en la mayor parte del camino hay cuerdas de las cuales agarrarse. Llegando al mirador la vista es impresionante, se aprecia perfectamente las piletas naturales, el color de su agua y la inmensidad de la selva. Descender es bastante parecido pero con menos  seguridad. Lo primero que se ve al descender es “El Sumidero” que es “donde se oculta el agua” o mejor dicho la entrada donde el agua entra bajo la tierra a las cavernas. Encima de esto se forman las piletas, son el resultado de la intersección de sedimentos arrastrados por filtraciones de agua del río y de aguas de manantial.

 

plan b viajero, semuc champey, el sumidero, rio cahabon

El Sumidero

Semuc Champey (palabras k’iché que significa: donde el río se esconde en la montaña) enclave natural localizado contiguo al municipio guatemalteco de Lanquín (a 12 km aprox. al sur de dicho pueblo) En el mismo y en medio de un espeso bosque tropical se encuentra un puente natural de piedra caliza de unos 300 metros de largo por el cual fluye el río Cahabón y en cuyos alrededores se encuentran una gran cantidad de pozas de 1 a 3 metro de profundidad, cuyo color verde turquesa cambia a lo largo del año variando con el clima, el sol y otros factores naturales. Al final puede observarse al río Cahabón como se interna en una caverna de piedra caliza (área muy peligrosa para acercarse dentro del río por la fuerza y profundidad del agua, sólo se permite observar a distancia)

plan b viajero, semuc champey guatemala

Primer vistazo

 

Después de mirar las tormentosas entradas de agua fuimos por fin a nadar y refrescarnos. Mientras disfrutábamos de tanta belleza, conocimos a Amid un chico israelí muy buena onda que nos mostró los escondites del parque (ya que él había ido el día anterior con guía) primero nos llevó a una resbaladilla natural, formada por rocas y una cascadita entre pileta y pileta (la erosión producida por el flujo constante de agua hace las rocas muy resbaladizas y poco dolorosas) bajando a la tercer pileta nos enseñó un pulmón de aire en recovecos debajo de las rocas.

 

plan b viajero, semuc champey, gabriela de marcos

Semuc Champey

 

¿Quieres conocer otros lugares increíbles de Guatemala? También pueder leer Lago Atitlán

 

plan b viajero, semuc champey vista panoramica

Semuc Champey desde lo alto

 

Disfrutamos toda la tarde pasándonos de pileta en pileta y finalmente regresamos caminando de vuelta al hostal, nos compramos para el camino unas galletas de chocolate puro (bastante diferente a lo que entendemos como “chocolate” nosotros, pero muy delicioso)

 

plan b viajero, semuc champey pozas

También puedes leer nuestro relato sobre Ciudad de Guatemala y Antigua

 

plan b viajero, guatemala semuc champey

 

Realmente el lugar es increíble, no tiene comparación. Me asombró encontrarnos tan inmersos de la selva y conviviendo con una comunidad maya (cultura a la que admiro mucho) y descubrir que casi no conocen español, por lo que nos llevaba a comunicarnos con señas. Hubo sólo un par de cosas que me disgustaron un poco: por un lado, no existe casi turismo proveniente de otros países latinos, la mayoría de lxs viajerxs y turistas que allí se encontraban eran pertenecientes a países como Estados Unidos, Inglaterra y sobre todo, Israel (tanto así, que la mayoría de los guías hablaban hebreo) Por esta misma razón, sólo uno de los que trabajaban en Utopía (el hostal donde nos quedamos) era guatemalteco y el único que hablaba español con fluidez. Otra cosa (y que va directamente ligada) es que todos los folletos o indicaciones se encuentran en inglés, es un país que su lengua oficial es el español y un sinfín de dialectos mayas.

 

plan b viajero, semuc champey guatemala

La temperatura del agua es bastante fresca y contrasta muchísimo con el calor del entorno

 

Lo que me gustó mucho es lo que proponen los hostales cercanos a Semuc, algo alternativo que resulta menos invasivo y destructivo que el turismo hegemónico. La posibilidad de estar en total y completo contacto con la naturaleza, por lo que ir a esta reserva implica también convivir con mucha humedad y mosquitos. También la idea es alejarse un poco de las costumbres citadinas. Por lo que me resultaba un tanto absurdo escuchar a varios turistas quejándose por la reducida señal de internet, a lo que yo pensaba: ESTAS EN MEDIO DE LA SELVA! AGRADECE QUE TENES UN POCO DE INTERNET U OLVÍDATE POR UN RATO DE ELLO, QUIEN LO NECESITA EN SEMEJANTE LUGAR?!

Así que si están en la búsqueda de una aventura natural, Semuc Champey es el lugar (eso sí, vayan mentalizándose de que no hay repelente que te salve de las picaduras de mosquitos)

 

Si tienen ganas de llegar a este lugar de manera mochilera les recomiendo leer Visitar Semuc Champey y pagar menos

 

Te sumas?

Suscribiéndote al blog para recibir en tu casilla de e-mail las nuevas publicaciones (no olvides confirmar las suscripción en tu bandeja de entrada)

Gracias por visitarnos!

 

Somos Gabriela De Marcos y Camilo Peña, una argentina y un mexicano que en el 2012 hicimos del viaje un estilo de vida. Nos gusta viajar lento, vivir en armonía con la naturaleza y compartir experiencias y relatos de viajes.

Comments:

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.